IRRIGADOR DENTAL

Un irrigador dental sirve para garantizar una limpieza profunda en tus dientes y encías. Este aparato es capaz de limpiar las zonas donde no podemos llegar con el cepillo, logrando una limpieza profunda al nivel de un dentista.

Si te gusta cuidar tu boca y que esté limpia, debes conocer más sobre los irrigadores dentales. Una vez que conozcas cómo funcionan y sus grandes ventajas, no podrás volver a vivir sin uno.

Comparativa mejores irrigadores dentales

Irrigador Dental
MÁS VENDIDO
Waterpik WP-660EU - Irrigador dental, 100-240V, depósito de agua de 650 ml, Blanco
MÁS BARATO
Oral-B Oxyjet - Sistema de Limpieza Irrigador Bucal con Tecnología Braun, 4 Cabezales
2 EN 1
Waterpik Complete Care 9.0 - Cepillo de dientes eléctrico sónico y irrigador bucal
2 EN 1 MÁS VENDIDO
Oral-B Smart 5000 - Estación de Cuidado Bucal: Mango de Cepillo Eléctrico + Oxyjet Irrigador con...
Opiniones
Capacidad
650 ml
600 ml
650 ml
600 ml
Presión
100 Psi
51 Psi
100 Psi
51 Psi
Boquillas
7
4
7
10
MÁS VENDIDO
Irrigador Dental
Waterpik WP-660EU - Irrigador dental, 100-240V, depósito de agua de 650 ml, Blanco
Precio
Opiniones
Capacidad
650 ml
Presión
100 Psi
Boquillas
7
Precio
MÁS BARATO
Irrigador Dental
Oral-B Oxyjet - Sistema de Limpieza Irrigador Bucal con Tecnología Braun, 4 Cabezales
Precio
Opiniones
Capacidad
600 ml
Presión
51 Psi
Boquillas
4
Precio
2 EN 1
Irrigador Dental
Waterpik Complete Care 9.0 - Cepillo de dientes eléctrico sónico y irrigador bucal
Precio
Opiniones
Capacidad
650 ml
Presión
100 Psi
Boquillas
7
Precio
2 EN 1 MÁS VENDIDO
Irrigador Dental
Oral-B Smart 5000 - Estación de Cuidado Bucal: Mango de Cepillo Eléctrico + Oxyjet Irrigador con...
Precio
Opiniones
Capacidad
600 ml
Presión
51 Psi
Boquillas
10
Precio

¿Cuál es el mejor irrigador dental?

Tras un amplio análisis, después de leer decenas de opiniones de los usuarios, y teniendo en cuenta todos otros aspectos relevantes a la hora de elegir entre uno y otro, como características y su relación calidad precio, aquí tienes los mejores irrigadores dentales que vas a encontrar:

Mejores irrigadores bucales

Waterpik WP-660

Oral-B Oxyjet

Sí, sólo dos. Hay muchísimos irrigadores, parecidos y que cuestan prácticamente lo mismo pero como te digo, te traigo los dos mejores. Ahora bien, quizás te interese saber que estas dos marcas, Waterpik y Oral B, disponen de opciones que añaden al irrigador dental, un cepillo eléctrico. Es decir, un sistema de limpieza bucodental 2 en 1. Te los dejo a continuación:

Mejor irrigador dental con cepillo

Waterpik Complete Care

Oral-B Estación de Cuidado

¿Qué es un irrigador bucal?

Los irrigadores dentales profesionales, son aparatos eléctricos que echan chorros de agua a presión, con el fin de eliminar residuos de la boca.  Generalmente, se utilizan como complemento al cepillado, pues llega a zonas difíciles y es capaz de limpiar mejor algunas zonas como las encías.

Digamos que este aparato es una versión casera del que nos encontramos en el dentista. Son más pequeños y más baratos, sin embargo, son capaces de producir prácticamente el mismo resultado en nuestras encías y dientes. Su funcionamiento consiste en usar la electricidad para expulsar el agua del depósito a presión hasta el exterior. Gracias a ello, el agua puede salir a una presión muy elevada, ayudando así a limpiar mejor las encías.

Si tienes algún problema de encías o tienes una ortodoncia, no sólo podrás usarlo con normalidad, sino que eso ayudará a tus problemas bucodentales. Podrás eliminar mejor los restos de comida en tus dientes, algo complicado cuando tienes brackets. Además, también podrás mantener los brackets más limpios, evitando así infecciones.

Este aparato se debe utilizar como complemento al cepillado, es decir, no dejes de cepillarte los dientes. Al final, el cepillado diario es importante, y no hay nada que pueda sustituirlo ni mejorarlo.

En definitiva, estamos ante una gran ayuda a nuestra salud bucodental. Si te gusta la sensación de frescor con la que sales del dentista y quieres prevenir todo tipo de enfermedades de la boca, sin duda, el irrigador dental es para ti. Por este motivo, te vamos a enseñar cómo puedes usarlo para limpiar tu boca.

Cómo usar un irrigador dental

  1. Preparación: El depósito del irrigador debe de estar lleno de agua, la cual obviamente, debe de estar limpia. Además, puedes echar un poco de colutorio en el agua, para mejorar ligeramente la limpieza bucodental.
  2. Comenzar a limpiar: Antes de encenderlo, debes meter en la boca el cabezal del irrigador dental. Debes apuntar hacia las encías y cerrar los labios, porque si no lo haces, te vas a salpicar. Eso sí, por si acaso, colócate cerca del lavabo, para que el agua que caiga, no manche el baño.
  3. Limpiar la boca: Sigue apuntando a las encías, tratando de llegar a toda la boca y no dejarte nada. Generalmente, debes estar unos segundos en cada zona, algo que algunos irrigadores indican gracias a sus temporizadores.
  4. Finalizar: Al finalizar, saca el irrigador de la boca, seca el cabezal y la base y vacía el agua del depósito, pues en cada lavado, el agua debe de estar completamente limpia.

¿Para qué sirve un irrigador dental?

Ahora que ya sabemos cómo se utiliza, vamos a ver más razones por las cuales te debes comprar un irrigador dental en España. Verás cómo puedes mejorar tu limpieza dental, tu aliento, tener dientes más blancos seas quien seas e incluso, ahorrar dinero a largo plazo evitando visitas al dentista.

  • Limpieza dental: En primer lugar, los irrigadores sirven para aumentar la calidad de tu limpieza dental. Gracias a este aparato, podrás eliminar una mayor cantidad de placa bacteriana, algo que ayuda a prevenir la aparición de caries y enfermedades bucales. Úsalo junto a tu cepillo de dientes, tu hilo dental y tu cepillo interproximal si tienes brackets. Verás cómo tu boca queda más limpia que nunca y cómo puedes eliminar fácilmente todos los restos de comida en todos los rincones.
  • Sensación de frescor: En la boca, el frescor es importante. El aliento fresco es mucho más agradable para los demás y para uno mismo. Además, la halitosis desaparecerá, eliminando para siempre ese problema tan agradable y a su vez, tan extendido en la sociedad.
  • Ahorro a largo plazo: Ir al dentista a empastar una muela es muy caro, y ya si hablamos de endodoncias y curetajes, el precio se multiplica. Si seguimos una higiene bucal correcta, vamos a ahorrarnos mucho dinero a largo plazo, además de ahorrarnos una molesta visita al dentista. Un irrigador dental profesional cuesta entre 80 y 300 euros, en cambio, un presupuesto de empastes, endodoncias y curetajes puede alcanzar los 1000 euros perfectamente.
  • Blanquea los dientes: La limpieza dental no solo sirve para tener mejor salud, sino también, para tener mejor estética. Está claro que a todo el mundo le gusta tener dientes blancos y brillantes, pues son mucho más atractivos que los dientes amarillos. Los irrigadores dentales ayudan a blanquear los dientes eliminando manchas, consiguiendo una sonrisa mucho más bonita.
  • Es apto para todos: Da igual que tengas los dientes bien, que los tengas mal o que tengas una ortodoncia. El irrigador dental está recomendado para todos, y seas quien seas, es una compra recomendada que va a mejorar mucho tu salud dental.

¿Qué irrigador bucal comprar?

Ahora que ya sabes por qué comprar un irrigador dental profesional, debes saber que no vale cualquiera. Tenemos varios tipos de irrigadores, con varias características únicas y además, varios rangos de precio. Por este motivo, debes de conocer las características a tener en cuenta a la hora de comprar. De este modo, podrás comprar los mejores irrigadores dentales del mercado

  • Tipo: Por norma general, hay dos tipos de irrigador dental. En primer lugar, tenemos los que son portátiles, los cuales funcionan con pila o batería y son mucho más pequeños. En segundo lugar, están los irrigadores fijos, más grandes y de más calidad, aunque funcionan con corriente eléctrica, además de ser algo más caros. Quizás en este caso, depende mucho de tu estilo de vida, pues una persona que viaja mucho, preferirá uno portátil. Sin embargo, una persona que no pasa muchas noches fuera de casa, preferirá uno fijo. Es más, incluso si te lo puedes permitir, puedes comprar los dos tipos, teniendo uno fijo para cuando estés en casa, y uno portátil para tus viajes. De este modo, tendrás la mejor limpieza posible en tu boca.
  • Tecnología de microburbujas: La tecnología de microburbujas es propia de los mejores irrigadores profesionales del mercado. Esta tecnología, enriquece el agua con burbujas de aire, algo que sirve para limpiar con mayor profundidad en las encías, con el objetivo de eliminar las bacterias de la boca. Aunque esta tecnología es propia de los irrigadores fijos y encarece algo el precio, realmente merece mucho la pena y marca la diferencia.
  • Presión: La presión del agua también es importante, pues para algunas zonas, necesitamos aplicar más presión que otra. El mejor irrigador dental del mercado tiene varias opciones de presión y capacidad para usar un chorro o varios al mismo tiempo según las necesidades. Por ejemplo, si lo vas a usar con un niño, la presión deberá ser menor por su mayor sensibilidad. En cambio, en una persona con mucha suciedad, la presión deberá ser alta.
  • Tamaño: Generalmente, los irrigadores bucales fijos son más grandes que los portátiles, aunque dentro de éstos, los hay más grandes o más pequeños. Si tu casa es poco espaciosa, el tamaño importa, pues un aparato demasiado grande podría dejarte sin espacio en el baño.
  • Capacidad del depósito: El depósito de agua es importante en un irrigador dental, debido a que, a más capacidad, mayor tiempo se podrá usar de forma ininterrumpida. Los depósitos más grandes están en los irrigadores fijos, y pueden llegar hasta 1 litro de capacidad. Eso sí, hay algunos irrigadores dentales que se pueden enchufar al grifo. Finalmente, recuerda que, aunque haya sobrado agua del depósito, en cada lavado debes echar agua limpia y recién salida del grifo para garantizar una mejor limpieza bucodental.
  • Extras: Obviamente, cada irrigador dental tiene sus extras, los cuales completan la experiencia de uso. Por ejemplo, algunos tienen temporizador para garantizar que estés el tiempo necesario usando el aparato. Otros en cambio, tienen varias boquillas y otros incluso son estaciones de limpieza completa con cepillo eléctrico incluido. Escoge según tus necesidades de limpieza bucal.
  • Precio: El precio depende de las características dichas anteriormente, y por norma general, los que más características tienen, más van a costar. Además, recuerda que los irrigadores portátiles, generalmente son más baratos que los irrigadores fijos. Sin embargo, el precio también depende de la marca, pues obviamente, las grandes marcas son un poco más caras que otras menos conocidas. Eso sí, debes vigilar bien la garantía que ofrezca cada una, pues en algunas ocasiones, lo barato puede salir caro.
  • Reseñas: Cuando vemos un anuncio, vemos como todos los fabricantes ponen su producto como el mejor del mundo. Sin embargo, algunos no cumplen las expectativas y no son tan buenos como parecen. Para saber la calidad de un producto, lo mejor es leer las reseñas de un producto, sobre todo, las reseñas negativas. Ahí, vas a ver los puntos negativos del producto y podrás ver cuál es el que más te conviene.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR